La Viñuela Boutique Hotel

From the Blog

alcazaba turismo malaga

Visita imprescindible: La Alcazaba y Gibralfaro

Share on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Facebook

Una de las visitas que no debes perderte si realizas un viaje de turismo en Málaga, es la Alcazaba. Un palacio fortaleza que fue erigido en el siglo XI por los gobernantes musulmanes de la ciudad en un cerro de la ladera del monte Gibralfaro, sobre las ruinas de una antigua fortaleza romana, y que se encuentra a sólo 45 km de La Viñuela Boutique Hotel.

Sin lugar a dudas, uno de los monumentos más emblemáticos de la capital. Y es que se trata de la obra militar musulmana más importante y mejor conservada de toda España. Una imponente fortaleza construida en la roca que llama la atención por haber sabido conjugar a la perfección las necesidades defensivas con la belleza de sus estancias y de sus jardines interiores.

Además, debes saber que formar parte de uno de los conjuntos más impresionantes de la provincia de Málaga, pues la Alcazaba se encuentra unida por un pasillo al Castillo de Gibralfaro, que corona la cima del monte. De hecho, por sólo 3,55 euros es posible realizar la visita conjunta a ambas fortificaciones. Y realizas la visita en domingo, la entrada es gratuita a partir de las 14.00 horas.

La visita a la Alcazaba puede realizarse en poco más de 1 hora, en función del ritmo que llevemos y de si queremos ir fijándonos en cada detalle. Al entrar, deberemos recorrer un buen trecho del entramado de murallas que la rodean hasta llegar a la Puerta del las Columnas y justo a la derecha con el Arco de Cristo. Aquí siempre es recomendable hacer un alto en el camino, ya que esta parte de la Alcazaba ofrece una de las panorámicas más bellas de la ciudad. Al avanzar, llegaremos a un punto desde el que podremos divisar Gibralfaro, pero ya no es posible continuar, sino que deberemos volver en la misma dirección hacia la Puerta de las Columnas.

Llegaremos entonces a la Plaza de las Armas, el lugar donde los musulmanes colocaban la artillería para defenderse de los ataques enemigos. Atravesando los preciosos jardines llegaremos a la Puerta de los Arcos que nos lleva a la parte más interna de la muralla, donde se encontraban los palacios de los gobernantes musulmanes. Al subir las escaleras, llegaremos a unos bellos jardines. Se trata del Patio de los Surtidores, donde podremos ver algunas mazmorras bajo el suelo.

Al final de este precioso paraje, nos encontraremos con el Palacio Nazarí del siglo XIV, que fue restaurado hace unos 50 años. En la parte central del recinto superior se encuentran las dependencias de los reyes y gobernantes. Un espacio que se caracteriza por una arquitectura sencilla donde se alternan zonas de luz y sombra. En la actualidad en estas habitaciones podemos encontrar pequeñas alacenas donde se muestran fragmentos de cerámica musulmana hallados durante las excavaciones.

Una vez terminada la visita, podemos ir al Castillo de Gibralfaro y al Teatro Romano. Esta visita también puede realizarse en una hora y lo normal es recorrer la construcción de derecha a izquierda por la muralla. En este lugar algunos opinan que pueden contemplarse las mejores vistas de la ciudad, pues en días claros puede divisarse toda la bahía y el estrecho de Gibraltar, incluso algunos montes del Rif en África.

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros no necesarias para la navegación, con finalidades analíticas y estadísticas. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. Política de cookies