La Viñuela Boutique Hotel

From the Blog

aceite de oliva

La cultura del oro líquido

Share on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Facebook

Es impensable hablar de la cocina de Málaga y no hablar del aceite y de la aceituna. Cada vez son más los vestigios que se encuentran que dan al oro líquido su papel protagonista en la historia y en la cultura de esta zona. Y es que el aceite de oliva está arraigado en nuestra cultura gastronómica mediterránea desde tiempos remotos, tanto por ser un alimento básico como su impresionante variedad de sabor, olor, textura y color.

Tan apreciadas son sus propiedades que muchos han llegado a referirse a él como una verdadera obra de arte de la naturaleza. Solamente degustando el aceite de oliva en toda su sencillez con un buen pan hecho en horno de leña es posible vivir una experiencia única y verse inmerso en un mundo de sabores y aromas que puede que jamás nos hubiéramos parado a percibir en toda su expresión.

Así pues, Málaga es una tierra en la que el aceite de oliva se ha convertido en una auténtica religión. La provincia atesora un amplio y rico patrimonio a la ancestral cultura del olivo y del aceite de oliva virgen extra. Un alimento clave dentro de la dieta mediterránea y de la cocina de Málaga que goza de una calidad ya alabada desde la época de los romanos. Pero además, este alimento ha condicionado el paisaje, la cultura y las formas de vida de la zona. Más de 100.000 hectáreas de olivos que se distribuyen en cuatro grandes zonas.

  • La Axarquía: situada en la parte más oriental de la provincia, la Axarquía está formada por 31 municipios y es actualmente una de las comarcas con mayor riqueza agroalimentaria. En esta zona predominan dos variedades de aceituna. La primera, la Verdial de Vélez que se utiliza para producir aceites de frutados delicados, sabor dulce y sin apenas amargor o picor. Y la segunda, la Nevadillo Blanco con la que se elaboran aceites frescos y agradables, con toques de frutas exóticas y ligeras notas de amargos y picor.

 

  • Comarca de Antequera: situada al norte de la provincia de Málaga, esta comarca cuenta con 22 municipios y cuenta con un auténtico mar de olivos. Es el reino de la aceituna Hojiblanca que posee Denominación de Origen, con la que se elaboran algunos de los mejores aceites del panorama oléico español. Destacando los ecológicos, el Picual, el Arbequina, el Pico Limón y la Gordalilla. Aceites con una alta gama de frutados con notas de amargor y picante de intensidad ligera-media, que coexisten en perfecta armonía con otros sabores un poco más dulces.

 

  • Serranía de Ronda: esta comarca alberga olivares centenarios con los que se elaboran aceites de producción limitada de alta calidad desde tiempos remotos. La mayoría de los aceites rondeños son de la variedad Lechín de Sevilla o Zorzaleña. Un aceite frutado medio de aceituna verde con notas de almendra verde y que destacan por su amargor y picor medio. Aunque también podemos encontrar otras variedades en la zona como el Picudo, el Picual, la Hojiblanca o la Arbequina.

 

  • Valle de Gudalhorce: situado en el centro de la provincia, en un entorno privilegiado, el Valle del Guadalhorce nos ofrece una amalgama de variedades entre las que debemos destacar la Manzanilla Aloreña. Una aceituna que se utiliza tanto para ser servida en mesa como para producir aceite. Se trata de un aceite con frutado de aceituna verde y toques maduros de intensidad media, hierba fresca, tomate y papilla de frutas, que presenta un sabor dulce con toques ligeros de amargor y picor.

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros no necesarias para la navegación, con finalidades analíticas y estadísticas. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. Política de cookies